BLOG

20-06-17

Gas Natural Vehicular 

Una apuesta segura en el transporte terrestre

Ventajas 

1. medioambientales: reducción de emisiones de C02.

2. económicas: el precio del Gas Natural Vehicular puede llegar a ser hasta un 25% más barato que otro combustible.

3. técnicas: pueden funcionar con combustible normal + gas, aumenta la vida útil de los motores.

4. más seguro: es más seguro que el resto de combustibles incluido el GLP, ya que tiene una mayor temperatura de ignición.


Apartado regulatorio:

La evolución del mercado del gas vehicular, por sus características, requiere de diversos desarrollos normativos que en primer lugar le den cabida y en segundo lugar sienten las bases para su desarrollo.

En primer lugar, con objeto de incorporar el gas vehicular en nuestra legislación, en el año 2012 se produce la aclaración del papel de las estaciones de repostaje abiertas al público dentro del sector gasista. En este sentido las adaptaciones realizadas por el Real Decreto Ley 13/2012, por el que se transponen directivas en materia de mercados interiores de electricidad y gas y en materia de comunicaciones electrónicas, y por el que se adoptan medidas para la corrección de las desviaciones por desajustes entre los costes e

ingresos de los sectores eléctrico y gasista, determina que dichas estaciones de gas vehicular son un consumidor más del sistema, es decir, no les exige condición de comercializadoras.

En segundo lugar, se hace necesario establecer una normativa que facilite un desarrollo organizado de este mercado. En este sentido, y dada su transcendencia supranacional, ha sido la Comisión Europea quien ha marcado las pautas.

En el Libro Blanco, de marzo de 2011, bajo el título de “Hoja de ruta hacia un espacio único europeo de transporte: por una política de transportes competitiva y sostenible”, la Comisión pedía una reducción en la dependencia de los transportes respecto del petróleo. 

Tal objetivo debe lograrse a través de una serie de iniciativas políticas, en particular mediante la elaboración de una estrategia sostenible en materia de combustibles alternativos y el desarrollo de la infraestructura adecuada. Posteriormente, en la Comunicación de la Comisión de 8 de noviembre de 2012, titulada “CARS 2020: Plan de Acción para una industria del automóvil competitiva y sostenible en Europa”, recogía como una de las principales recomendaciones del Grupo de expertos de Alto Nivel CARS 21, la necesidad de una infraestructura armonizada para los combustibles alternativos que favorezca la comercialización de vehículos que utilicen tales combustibles y proponía un plan de acción. En este contexto surge la Directiva 2014/94/UE Del Parlamento y Consejo, de 22 de octubre de 2014, relativa a la implantación de una infraestructura para los combustibles alternativos.


Esta Directiva insta a que los Estados miembros establezcan en el plazo de dos años, para noviembre de 2016, marcos de acción nacionales en los que se determinen sus objetivos y metas nacionales y las medidas destinadas a promover el desarrollo de los mercados de combustibles alternativos, incluida la implantación de la infraestructura necesaria. Entre los posibles combustibles alternativos figura, entre otros, el gas natural, tanto a nivel de gas natural comprimido –GNC-, como de gas natural licuado –GNL-.


Según esta Directiva, a través de los marcos de acción nacionales, los Estados miembros deben asegurar que se crea un número adecuado de puntos de repostaje accesibles al público para así permitir que, los vehículos puedan circular en aglomeraciones urbanas

y suburbanas y en otras zonas densamente pobladas para diciembre del 2020, así como en toda la Unión, al menos junto con los de la red básica de la RTE-T existente, para diciembre del 2015. Respecto al número de estaciones de GNC, y teniendo en cuenta

la autonomía de los vehículos, la Directiva define en su preámbulo, que la distancia media indicativa entre puntos de repostaje debe ser aproximadamente de 150 km, si bien la fijación final del valor de este objetivo será potestad de cada país. En el caso concreto de España, este marco de acción nacional está en curso de elaboración y es de prever su pronta publicación.


Desde nuestro punto de vista, para que realmente se expanda el desarrollo de flotas a GNC consideramos clave que el marco de acción español fije un número mínimo de estaciones de servicio accesibles al público, y establezca un calendario ambicioso que aproveche la amplia red de gasoductos de transporte y distribución de gas natural ya existente en España. Asimismo consideramos esencial como complemento al marco de acción nacional, que se complemente la legislación actual con otros desarrollos normativos que favorezcan el crecimiento del gas vehicular e incluso se habiliten ayudas económicas para el desarrollo de este mercado. En este sentido es necesario ir más allá de las líneas establecidas en los actuales Planes PIVE -6 y PIMA Aire 4 que permitan ayudar a consumidores e inversores en la apertura hacia este nuevo combustible.


Por último, la Directiva 2014/94/UE relativa a la implantación de una infraestructura para los combustibles alternativos busca apoyar la coordinación de estos marcos de acción nacionales y su coherencia a escala de la Unión mediante la cooperación

entre Estados miembros y la realización de evaluaciones e informes por la Comisión. Desde el punto de vista de armonización a nivel europeo, la Directiva pretende la homogeneización en la definición especificaciones técnicas comunes, no sólo para las infraestructuras sino incluso para la calidad del gas. En la medida que la calidad del gas natural utilizado en la Unión depende de su origen, de sus componentes, por ejemplo el biometano cuando se mezcla en el gas natural, y del modo en que se manipula a lo largo de la cadena de distribución, es preciso igualmente buscar dicha armonización, dado que su diversidad puede influir en el uso óptimo de los motores y reducir su eficiencia energética. Es por este motivo que el Comité Técnico CEN 408 — Comité del Proyecto está elaborando una serie de especificaciones de calidad para el gas natural usado en el transporte y para la inyección de biometano en la red de distribución de gas natural.

Facebook | Linkedin | Twitter | Google +