BLOG

01-01-2017

¿ Qué es la Normativa EED / EPBD y qué implica ?

Información básica que alcarará tus ideas sobre el alcance, obligatoriedad y posibles multas relacionadas con la no aplicación de medidas de Eficiencia Energética en tu negocio o vivienda.

    La EED - DIRECTIVA EUROPEA DE EFICIENCA ENERGÉTICA, un marco común de medidas para el fomento de la eficiencia energética dentro de la UE


    PLAN DE ACCIÓN

    Objeto y ámbito de aplicación directiva

    La Directiva, establece un marco común de medidas para el fomento de la eficiencia energética dentro de la Unión a fin de asegurar la consecución del objetivo principal de eficiencia energética de la Unión de un 20 % de ahorro para 2020, ahora ya un 30% de ahorro para 2030, y a fin de preparar el camino para mejoras ulteriores de eficiencia energética más allá de ese año.


    El Proyecto de Real Decreto de junio de 2015, por el que se transpone la directiva 2012/27/UE relativa a la eficiencia energética desarrolla el Artículo 8 "Auditorías energéticas y sistemas de gestión energética" en el que se establecen los siguientes puntos:


    ¿A QUIÉN APLICA?


    Este capítulo será de aplicación a aquellas empresas, que tengan la consideración de grandes empresas, entendiendo por éstas las que ocupen a más de 250 personas o aquéllas de menos de 250 trabajadores que simultáneamente tengan un volumen de negocio que exceda de 50 millones de euros y un balance general que exceda de 43 millones de euros.

    Quedan excluidas, por tanto, del ámbito de aplicación, las microempresas, pequeñas y medianas empresas (PYMES),  de acuerdo con el título I del anexo de la Recomendación 2003/361/CE de la Comisión, de 6 de mayo de 2003, sobre la definición de microempresas, pequeñas y medianas empresas.

    A efectos de determinar si una empresa está o no obligada a someterse a una auditoría energética, se deberán computar la suma de los trabajadores y de las magnitudes de volumen de negocio o de balance de todas las sociedades que forman parte del grupo consolidado.



    ¿QUÉ EXIGE Y CUÁLES SON LOS CRITERIOS MÍNIMOS?

    1. Las grandes empresas incluidas en el ámbito de aplicación deben someterse a una auditoría energética en sus centros de trabajo, como muy tarde el 5 de diciembre de 2015, y como mínimo cada cuatro años a partir de la fecha de la auditoría energética anterior.

    2. A efectos de justificar el cumplimiento de la obligación anterior, las empresas obligadas podrán utilizar una o las dos alternativas siguientes:

    a) Realizar una auditoría energética que cumpla las directrices mínimas (personal acreditado).

    b) Aplicar un sistema de gestión energética o ambiental, siempre que el sistema de gestión de que se trate incluya una auditoría energética.

    En cualquiera de estos dos casos era obligatoria la realización de una auditoría energética antes del 5 de diciembre de 2015


    VENTAJAS ADICIONALES DE IMPLANTACIÓN DE ISO 50001
                                  
    En este contexto, y siempre con la finalidad de cumplir con la obligación impuesta, la implantación de un Sistema de Gestión Energética (SGEn) según la norma ISO 50001 conlleva ventajas adicionales que la realización puntual de una auditoría no contempla:

    1. Materializar, a través de un Informe de Revisión Energética, la realización de un estudio energético que contemple los requisitos de la norma de gestión energética (ISO 50001), y las directrices marcadas por la Directiva (en su anejo VI, que son las recogidas en el proyecto de RD).

    2. Detectar oportunidades de mejora de la eficiencia energética (MAEs), y aplicar la sistemática para llevarlas a cabo, y alcanzar ahorros demostrativos.

    3. Establecer planes de acción y su medida y verificación para la consecución de los ahorros energéticos y la mejora de línea base consolidada en indicadores de rendimiento energético.

    4. Atender a las posibles mejoras de la gestión energética supone una aumento de competitividad.

    5. Automatizar la gestión energética de cara a las auditorías periódicas, con el importante ahorro y aumento de productividad que eso conlleva.

    6. En el caso de empresas exportadoras o prestadoras de servicios en el extranjero, evitar el posible boicot por obligación de implantación de medidas de eficiencia, como está ocurriendo actualmente en el sector del transporte (cambio de gasoil a gas 50% - 50%).
                                   
    MULTAS Y SANCIONES
             

                   
    La Directiva marca un objetivo anual cuantificado de ahorro energético por Estado y calendarios de cumplimiento y adopción de medidas y seguimiento de las medidas. En España, donde la dependencia energética es del 82% (fuente: EDP), la meta es la misma que para la UE (30% de eficiencia energética antes del año 2030).

    Con este objetivo, el año pasado se publicaba el Proyecto Real Decreto que especifica las siguientes medidas, cuyo incumplimiento supondrá una multa que va desde los 600.000 euros hasta los 60 millones de euros.





    La EPBD - Directiva de eficiencia energética en los edificios

                              
                                
    Además de la EED, el sector de la edificación se apoya en otras normativas europeas, por ejemplo, la Directiva de eficiencia energética en los edificios (EPBD).

    Como consecuencia, aumento de las exigencias de rendimiento que se aplican a la nueva construcción y a la reforma de los edificios existentes  y cambios en los códigos de edificación.

    A este respecto,  la reforma del CTE en España "contribuye al desarrollo de las políticas del Gobierno de España en materia de sostenibilidad, en particular del Plan de Acción de la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética, y se convierte en instrumento de compromisos de largo alcance del Gobierno en materia medioambiental, como son el Protocolo de Kyoto o la Estrategia de Göteborg", además de incluir las exigencias relativas a los requisitos de las Directivas europeas.
 




    ¿Cuáles son las ayudas para la Eficiencia Energética en España ?


    Son bastante escasas, el Ministerio  de Industria, a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), destinó un presupuesto de 168 millones de euros para llevar a cabo proyectos de ahorro y eficiencia energética, para cuatro líneas de actuación:

    1. rehabilitación energética de edificios (Programa PAREER-CRECE),
    2. transporte,
    3. PyME,
    4. gran empresa del sector industrial, y
    5. alumbrado exterior.




    Conclusiones

  

    El contexto regulatorio relativo a la Eficiencia Energética pretende en la actualidad desarrollar un marco armonizado para disminuir la dependencia energética, disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero y mejorar la competitividad de los países y empresas europeas.

    Las empresas europeas están utilizando esta normativa y la ISO 50001 como "criba" para seleccionar las empresas Españolas que pueden exportar y/o prestar sus servicios.

    Las ayudas estatales son muy escasas y están especialmente focalizadas en grandes proyectos, por lo que no existe realmente una ayuda real a las PYMEs.

    En el caso de las NO PyMEs, les afecta especialmente la Directiva Europea por la obligación de aplicar ciertas prácticas antes de que finalizara el 2015, y cada 4 años.

    Desde EEF quermos ayudar y fomentar estas medidas de Eficiencia Energética, con una perspectiva de negocio y optimización de costes, y poder aprovechar la oportunidad de internacionalizar los servicios a Europa. Todo ello mediante un plan de acción con ahorros demostrativos según la metodología ISO 50001.
      

Facebook | Linkedin | Twitter | Google +